Suizos

Suizos

Bollitos dulces, tiernos, esponjosos ideales para merendar con un tazón de chocolate, café con leche o infusión.

INFORMACIÓN:

ALÉRGENOS:

INGREDIENTES:

Harina fuerte 250 g
Harina floja 250 g
Levadura fresca 15 g
Azúcar 150 g
Sal 5 g
Huevos 100 g
Mantequilla 150 g
Leche 100 g
Agua 50 g
Ralladura de naranja 2 un
Ralladura de limón 2 un
Esencia de vainilla 2 cdas

PREPARACIÓN:

Tamizar la harina sobre la mesa y hacer dos volcanes, uno de ellos pequeño, aproximadamente con una quinta parte de la harina y colocamos en el centro de este el agua y la levadura. Amasamos hasta obtener una masa homogénea, elástica y no demasiado dura, la introducimos en un bol con agua ligeramente templada (la suficiente cantidad para que pueda flotar la masa) y la dejamos desarrollar hasta que flote y esté esponjosa.

En el otro volcán colocamos el resto de los ingredientes con la mantequilla pomada, amasamos incorporando la harina del volcán al centro de la masa para evitar que se rompa o se derrame el líquido sobre la mesa.

Cuando tenemos la masa a medio amasar incorporamos la esponja terminando de amasar despegando y golpeando en la mesa (amasado francés).

La masa ha de despegarse de la mesa y su textura será ligeramente blanda, homogénea y elástica. Una vez amasada, la dejamos reposar sobre la mesa, ligeramente engrasada con aceite así como la masa, hasta que doble su volumen.

Una vez fermentada la masa, se rompe la fermentación, volviendo a amasar o trabajar la masa hasta que vuelva a su volumen inicial, siendo conveniente realizar este proceso una vez más.

Con la masa ya lista para su división, hacemos un cilindro de unas 4 o 5 cm de diámetro y cortamos una porción de esta que ha de pesar 50 g. Dividiremos así el resto de la masa.

A continuación, boleamos las piezas con la mano ligeramente encorvada, colocando la porción de la masa debajo de ella y haciendo un movimiento rotatorio presionaremos la masa contra la mesa a su paso por la parte de la palma más cercana de la muñeca para sacar el aire, dando la forma redonda el resto de la mano. La pieza, cuando sale de la mano ha de quedar totalmente lisa y sin arrugas.

Daremos luego una forma ligeramente alargada y las dejaremos en bandejas de horno con suficiente separación entre las piezas para una correcta fermentación. A media fermentación, haremos una incisión a lo largo de la pieza y por la parte superior. Dejaremos fermentar hasta que doblen su volumen.

Una vez fermentadas las piezas, pintaremos con huevo y pondremos en el centro de la incisión un poco de azúcar en grano.

Se cuecen en horno precalentado a 225ºC durante 20 a 25 min.

CONSEJOS:

Si se te quedan secos con el paso de los días, puedes darle otra oportunidad para hacer un pudding o simplemente humedecerlos un poco y ponerlos en el tostador.

INFORMACIÓN NUTRICIONAL:

Tamaño de la ración: 50 g.
Calorías 179,30 Kcal.
Azúcar 7,40 g.
Sodio 9,98 mg.
Grasas 6,77 g.
Grasas saturadas 3,43 g.
Hidratos de carbono 26,48 g.
Fibra 0,89 g.
Proteína 3,12 g.

Los datos de los valores nutricionales son de carácter orientativo y no deben usarse con fines médicos. Esta web se eximen de cualquier responsabilidad.

¿Te ha gustado? Descubre nuestra oferta formativa aquí

PUEDES compArtIR ESTA RECETA

Share on facebook
Share on twitter
Share on email